Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Encontró a un intruso en su casa, lo enfrentó y ahora juez ordena detención

Se trata de un cabo de Senafront que hoy conoció la decisión de un juez de garantías

Por: Jorge Luis Barría / Critica Foto: Landro Ortiz -

Encontrar un intruso en su casa y agredirlo, le ha costado la libertad al cabo, Alex Caicedo, del Servicio Nacional de Fronteras.

Caicedo, quien el pasado domingo llegó a su residencia ubicada en la  calle 16, casa #500 en Condado Real, en Pacora, tras su salida anticipada, por una exitosa operación que realizó, encontró a un extranjero dentro de su vivienda.

En medio de la sorpresiva visita, se dio algún tipo de enfrentamiento entre el extranjero y el uniformado, donde salió a relucir un arma blanca con la que resultó herido Jeffrey Nelson Watson y quien posteriormente corre a la subestación policial a buscar ayuda.

Publicidad

Tras lo ocurrido, supuestamente el uniformado rompió los vidrios del auto de Watson, que se encontraba en su estacionamiento y finalmente él por sus propios medios se entregó a las unidades policiales que llegaron a su casa tras el reporte de que una persona se mantenía destruyendo un vehículo.

fue en ese instante que Caicedo, quien se encontraba llorando por lo ocurrido, se tiró al suelo y se puso a disposición de las autoridades.

Argumentos endebles

Durante la sustentación de las peticiones, la abogada pública, Jenny Saldaña, determinó que la fiscalía no había realizado las experticias suficientes para recabar los primeros indicios.

Estos argumentos estuvieron basados en que al momento que la fiscal Catrina Rodríguez, sustentó sus solicitudes mencionó que nunca realizaron una inspección ocular dentro de la casa donde se habían dado los hechos, solo se basaron en la entrevista de la persona afectada y en una inspección del auto con daños propiedad de la víctima.

En medio de sus solicitudes, la fiscal pidió la imputación de cargos por los presuntos delitos de homicidio agravado en grado de tentativa y daños.

Esta solicitud la resolvió la juez, Clara Montenegro, indicando que efectivamente hubo un hecho acreditado, aunque no muy sustentado por la fiscal, a quien en reiteradas ocasiones le instruyó cómo era el actuar de las peticiones.

La juez al momento de hacer uso de la palabra le dijo al imputado "Independientemente de que sea su casa y que haya encontrado a un intruso en su casa, se deben investigar los hechos".

Investigación objetiva que pidió la defensa en reiteradas ocasiones por parte del Ministerio Público.

Medida Cautelar

La sustentación de la medida cautelar estuvo a cargo del fiscal Humberto López, quien dijo que por el hecho de ser un servidor público o un policía, con el deber de salvaguardar a las personas, el fronterizo no debió actuar de manera agresiva contra el hombre que estaba dentro de su casa.

En este sentido, la juez le llamó la atención, porque estaba auto incriminando al imputado y que le debería respetar la presunción de inocencia.

El fiscal pidió la detención provisional al considerar de que hay riesgos procésales en el caso, como la posibilidad de agredir a la pareja que se mantiene en su casa, así como de destruir pruebas, en este caso el arma blanca, que no ha aparecido.

También enfatizó que por el Cabo, laborar en la frontera de Panamá con Colombia, por 8 años, Caicedo podría evadir el proceso al conocer por dónde puede huir sin ser arrestado, adicional a ello indicó que como trabaja en la fuerza pública, lo podrían remover de puesto, lo que dificultaría su arraigo a las investigaciones.

Al respecto la defensora de Caicedo aclaró que no existen tales riesgos, ya que quedó claro que en ningún momento el fronterizo agredió, ni hay registro de agresión contra su pareja, que todo se dio en una situación de momento en que cualquier persona, incluso un profesional, actuaría así al ver a un tercero en su residencia.

La litigante también hizo mención en la supuesta destrucción de pruebas a las que el fiscal había enfatizado, sobre todo en el arma utilizada, donde dijo: "Cómo pretende la fiscalía decir que hay peligro de pruebas, si nunca entró a la casa a inspeccionar, así que no podía decir que se perdió la supuesta arma".

Ante la premura de los hechos, la defensora  destacó que no había podido contactar a ningún familiar de Caicedo para una dirección domiciliaria,  pero que con apoyo de los jefes y demás compañeros fronterizos que estuvieron con él, se le brindó a la jueza otra dirección.

Durante la audiencia, la defensora ofreció como domicilio laboral las instalaciones del Senafront en Gamboa, donde Alex Caicedo realizaría trabajos administrativos, así como una vivienda temporal, mientras se ubicaban a familiares, de igual manera el reporte periódico dos veces al mes.

Pero estas solicitudes fueron rechazadas por la Jueza Clara, quien mencionó que las instalaciones del Senafront son públicas y no reúne las condiciones para un arresto domiciliario, por lo que avaló la detención provisional, como lo solicitó el Ministro Público.

La juez hizo como advertencia al Sistema Penitenciario, que a Caicedo se le tiene que brindar la seguridad dentro de la penitenciaría que sea enviado, ya que ha participado en muchos operativos contra la delincuencia y estar en un centro pondría en riesgo su vida.

La defensa pidió apelación a la detención, por lo que fue agendada para el viernes 11 de octubre a las 4:00 p.m., en la sala 12 de Plaza Ágora.

En medio del juicio la fiscalía indicó que el fronterizo se mantenía separado de la mujer, desde hace un mes, justamente el mes que él se mantuvo trabajando en Darén.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content